Nos pasamos el día mirando nuestra web, nuestras herramientas de análisis y al final siempre la misma conclusión. Algo no funciona en mi estrategia de marketing online. Los errores de marketing de contenidos de un blog suelen ser siempre los mismos. El día que alguien nos hizo la web nos dijo que era importante generar noticias y nuevos contenidos. Pero no le vemos los resultados de manera directa.

Lo primero que debemos tener claro es si realmente tenemos una estrategia de marketing o vamos según sopla el viento, y también debemos dejar que la estrategia fluya para poder medir resultados.

En este post os presento los 5 errores más típicos de una estrategia de marketing online.

1. Falta de planificación en la estrategia de contenidos

El clásico error de pensar que hacer contenidos es fácil, de creer que sabemos mucho sobre lo que hacemos y con eso nos basta. Pero no siempre es tan fácil. Hemos de planificar que contenidos tendrá nuestra web o nuestros anuncios en función de muchos factores. El público objetivo, los resultados que esperamos, cuando lanzar los contenidos, y un largo etcetera.

Hay que pensar un poco siempre antes de actuar. No es lo mismo redactar contenidos para una conversión inmediata que para situar nuestra empresa o web como un referente en  su sector.

2. Contenidos interesantes son un buen comienzo

Podemos llenar páginas y páginas con contenidos técnicos muy bien redactados, pero si no son útiles o son demasiado densos acaban por aburrir a nuestros visitantes.

Hemos de plantearnos siempre que el público no sabe que necesita nuestro producto. Si redactamos pensando en esto y le generamos un interés al lector seguramente tendremos una próxima visita por su parte.

3. Sensación de caos y altibajos

Las visitas de una web llegan cuando el sitio ya lleva un tiempo en marcha. Esto significa que no leen nuestros contenidos en orden. Es buena idea que siempre se sientan a gusto en la lectura, no con la sensación de capítulo de una novela que no entienden.

Si lo que pretendemos es tener lectores fieles una periodicidad clara es una ayuda. Lo mejor es publicar siempre cada dos días o cada tres días, nunca a salto de mata.

4. Vagancia de redacción

Nunca debemos recurrir a lo fácil, copiar otros blogs, redacciones cortas, escribir rápido… Una cosa es tener algunas fuentes de referencia para alimentar nuestros contenidos y otra fusilar los post ajenos. Pensemos que eso nos resta credibilidad y además no es bueno para los buscadores.

Si no tenemos ganas de escribir hoy, mejor no lo hagas, un mal post nos hace perder más que ganar.

5. Mostrar nuestras cartas demasiado descaradamente

Imagínate que llegas a este blog y te encuentras con un post que lo único que te dice es que yo sé cuales son los cinco errores pero que no te los diré. Que mejor me contrates, que yo lo haré mejor. Ni es útil, ni queda bien, mejor que generes la confianza que el «posible cliente» necesita para que más tarde o mas temprano decida que un profesional es la mejor solución para sus problemas.

 

Ahora ya puedes revisar tu blog, tu web, tus anuncios, tus redes sociales y aplicar estos principios a todo ello.